LA CONDESA SANGRIENTA DE ALEJANDRA PIZARNIK PDF

Sin alterar los datos reales penosamente obtenidos, los ha refundido en una suerte de vasto y hermoso poema en prosa. Sentada en su trono, la condesa mira torturar y oye gritar. Sus viejas y horribles sirvientas son figuras silenciosas que traen, fuego, cuchillos, agujas, atizadores; que torturan muchachas, que luego las entierran. La condesa, sentada en su trono, contempla.

Author:Malazragore Mooguzil
Country:Syria
Language:English (Spanish)
Genre:Technology
Published (Last):5 December 2013
Pages:111
PDF File Size:1.86 Mb
ePub File Size:16.22 Mb
ISBN:318-5-53039-619-3
Downloads:8750
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Fell



Sin alterar los datos reales penosamente obtenidos, los ha refundido en una suerte de vasto y hermoso poema en prosa. Sentada en su trono, la condesa mira torturar y oye gritar. Sus viejas y horribles sirvientas son figuras silenciosas que traen, fuego, cuchillos, agujas, atizadores; que torturan muchachas, que luego las entierran.

La condesa, sentada en su trono, contempla. Es de noche. Vierten el agua sobre su cuerpo y el agua se vuelve hielo. La condesa contempla desde el interior de la carroza. Cuando se repone de su trance se aleja lentamente. Dont la chair lisse et ferme appelait les morsures! Desnudar es propio de la Muerte. Nunca nadie no quiso de tal modo envejecer, esto es: morir. Por eso, tal vez, representaba y encarnaba a la Muerte. Volvemos a las costureritas y a las sirvientas. Es una escena sin decorados donde el yo inerte es asistido por el yo que sufre por esa incercia.

Mientras afuera todo sucede con un ritmo vertiginoso de cascada, adentro hay una lentitud exhausta de gota de agua cayendo de tanto en tanto. Entre dos silencios o dos muertes, la prodigiosa y fugaz velocidad, revestida de variadas formas que van de la inocente ebriedad a las perversiones sexuales y aun al crimen. Oh nube, estoy en peligro. Sabemos algo de sus noches. No es esto todo. Se muraron las puertas y las ventanas de su aposento. Related Papers.

FLORIDO PENSIL PDF

Estética y sadismo en La condesa sangrienta de Alejandra Pizarnik

Early life[ edit ] Alejandra Pizarnik was born on April 29, , in Avellaneda , a city within the Greater Buenos Aires metropolitan area , Argentina , [1] to Jewish immigrant parents from Rowno now Ukraine. She also had a marked habit of gaining weight. These contingencies seriously undermined her self-esteem. For this same reason, it is possible that she began to take amphetamines—the same drugs that she became strongly addicted to--, which caused long periods of sleeping disorders such as euphoria and insomnia.

BSRB BOOKS PDF

Alejandra Pizarnik

.

PICNIC ARRABAL PDF

.

Related Articles