DORA SCHWARZSTEIN HISTORIA ORAL PDF

Quisiera terminar mi exposicin compartiendo con ustedes mi propia experiencia de entrevistar a los exiliado s republicanos espaoles en el Argentina. La utilizacin de fuentes orales ha sido un recurso muy adecuado para esta investigacin ya que han permitido conocer el testimonio de individuos que sufrieron en carne propia la guerra y el exilio y, cuya participacin, visin y narrativa auto biogrficas del momento histrico que les toc vivir se hubiesen perdido de otra manera. El anlisis del conjunto de las entrevistas me sugiere algunos comentarios. La memoria de experiencias traumticas plantea desafos particulares.

Author:Tygojind Ninos
Country:Zambia
Language:English (Spanish)
Genre:Politics
Published (Last):10 December 2017
Pages:92
PDF File Size:18.92 Mb
ePub File Size:10.42 Mb
ISBN:974-2-22364-789-2
Downloads:5512
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Meshicage



Quiero agradecer en primer lugar a los miembros del Programa de historia oral de la Facultad de Filosofa y Letras que me acompaaron. Mi especial reconocimiento a Vera Carnovale y Federico Lorena que colaboraron en algunos tramos del libro. As como en el diseo inicial del proyecto, en etapas posteriores Graciela Frigerio ofreci con generosidad toda su experiencia.

La mirada didctica de Beatriz Aisenberg debe haber mejorado mucho nuestro trabajo. Su extremo cuidado nos hizo corregir errores y nos mostr mejores estrategias para lograr los objetivos que nos habamos propuesto. La Fundacin YPF hizo posible que el trabajo se desarrollara con gran comodidad, Ricardo Ferraro, su director durante el perodo de gestacin del proyecto y durante el primer ao de ejecucin, fue una ayuda inestimable.

Mario Giannoni, secretario de Educacin del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires durante los dos aos de ejecucin, apoy incondicionalmente nuestro trabajo y colabor para facilitarlo. A ambos, mi especial agradecimiento.

Agradezco a todos los docentes que participaron del Proyecto y en especial a as escuelas en las que hemos trabajado y a su personal directivo. El libro est dedicado a lo chicos que participaron en el Proyecto que me confirmaron que innovar es posible. Hace cerca de diez aos fui invitada por la escuela ORT a asesorar en los comienzos de lo que es un continuado esfuerzo de constitucin de un Archivo Oral y de su uso en la enseanza de las ciencias sociales.

De ese modo comenc a vincular mi experiencia como historiadora que utiliza fuentes orales con el mundo escolar. En , ante la convocatoria del Primer Concurso de Innovacin en Educacin de la Fundacin YPF, que propona un formato novedoso para la cooperacin entre instituciones universitarias y escuelas, me asoci a Graciela Frigerio, entonces asesora de la Secretara de Educacin del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, para elaborar una propuesta.

Esta result una de las ganadoras del concurso, lo que permiti desarrollar una experiencia indita durante dos aos en el uso de la historia oral para la enseanza de la historia en ocho escuelas seis de nivel primario y dos de nivel medio pertenecientes al programa ZAI Zonas de Accin Prioritaria , dependientes de la Secretara de Educacin del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Tanto en la Argentina, como en el resto del mundo se han hecho innumerables intentos por avanzar en este sentido. En este libro pretendernos brindar algunas reflexiones y aportes de la utilizacin de una tcnica especfica: la historia oral. La preocupacin presente en los orgenes de esta experiencia se vincula con las dificultades detectadas, sobre todo a partir de los distintos operativos de evaluacin llevados a cabo por el Ministerio de Cultura y Educacin, tanto en la enseanza como en el aprendizaje de las ciencias sociales y de la historia en particular.

De ah que nuestro proyecto tuviera como objetivos centrales promover la construccin de herramientas conceptuales y metodolgicas que enriquecieran la enseanza, al tiempo que permitieran sensibilizar a los alumnos frente a la historia como 1 Las escuelas participantes fueron: Escuela de Comercio nm.

Jos L. Delpini de enseanza media del Distrito Escolar nm. Carlos G. Florit y nm. Berruti del Distrito Escolar nm. Nuestra propuesta de trabajo con la historia oral nos pareca una alternativa posible, que si bien no resolvera automticamente todas las dificultades existentes, podra abrir un camino para avanzar sobre algunas de ellas.

Para cumplir con estos objetivos el primer paso fue capacitar a los docentes y definir con precisin cul sera su papel en el proyecto, as como establecer con claridad cules seran las funciones de los integrantes del programa universitario que trabajara con ellos, tanto en la capacitacin fuera de servicio como en el aula. Esto significaba participar en tareas de apoyo, estmulo, asesoramiento tcnico y capacitacin continuada en cada una de las escuelas.

La capacitacin de los docentes fue un aspecto central del proyecto. El objetivo de la misma fue ofrecer a los participantes ele- memos conceptuales que permitieran plantear las cuestiones que definen la historia oral como una tcnica especfica de la historiografa contempornea. Resultaba fundamental ubicar la historia oral como parte de los desarrollos de las tcnicas y objetos de la investigacin histrica en las ltimas dcadas, y por tanto haca necesario reflexionar sobre otras maneras de hacer historia.

De ningn modo queramos encarar estos cursos de capacitacin como una receta acerca de qu y cmo ensear y menos an transmitir la idea de que todos los esfuerzos realizados por los docentes hasta el momento haban sido errneos y nosotros traeramos la solucin. En una etapa posterior nos centramos exclusivamente en el anlisis y puesta en prctica de experiencias ulicas.

Nuestra preocupacin fundamental se orient a impulsar modalidades de enseanza que abordaran una historia procesual y problematizada, al tiempo que dieran cuenta del proceso de construccin del conocimiento histrico. Es en este marco en que nos propusimos el uso de una metodologa que involucrara, en actividades secuenciadas, el uso de fuentes tanto primarias como secundarias de distinta naturaleza.

Consideramos, a su vez, que la seleccin de textos y fuentes, y su uso critico y secuenciado en el aula permitira avanzar en la construccin de un tipo de conocimiento histrico que contemplara las nociones de multiperspectividad, multicausalidad, sucesin, duracin y cambio. Asimismo se enfatiz en la recuperacin del papel de los individuos, en particular en la construccin de lazos sociales. Fue importante poder analizar las racionalidades y estrategias de las comunidades, familias, individuos y no solamente las normas colectivas o las estructuras y los hroes.

La discusin gener gran cantidad de interrogantes acerca de cmo llevar estos cambios al aula. Estas 3 discusiones contribuyeron a ubicar que el problema de la enseanza de la historia se plantea en trminos de definir sus propsitos y, por lo tanto, que las competencias y la formacin de conceptos bsicos son tan importantes como la seleccin de los contenidos y plantean no slo qu ensear sino cmo hacerlo.

Hemos trabajado a lo largo de dos aos, de manera conjunta, los miembros del Programa de historia oral con docentes de diecisis cursos, diez de escuelas primarias y seis de escuelas medias, y un total aproximado de alumnos. Si bien tenamos conocimiento, a travs de materiales elaborados por la Secretara de Educacin, de las caractersticas de las escuelas y de su poblacin estudiantil, se hizo necesario implementar ocho proyectos, que si bien compartan objetivos comunes, debieron ser ejecutados respetando ritmos, dificultades y modalidades especficas de cada uno de los mbitos implicados.

Quiero insistir en el carcter colaborativo de la tarea realizada, de ninguna manera se trat de un proyecto acadmico llevado a cabo en las escuelas, sino con ellas, respetando sus modalidades, ritmos y necesidades, convirtindose en una experiencia de aprendizaje mutuo.

No fue un desafo sencillo, se hizo necesario revisar nuestros prejuicios y limitaciones. La firme determinacin, entusiasmo y buena disposicin de los docentes participantes facilitaron enormemente la tarea. Partes de este libro fueron elaboradas en una primera versin como material interno de ese proyecto2.

La experiencia provoc nuevas reflexiones y aport materiales que se refleja en las pginas que siguen. Dora Schwarzstein, La historia oral en la escuela. Los antecedentes Se ha dicho que la historia oral es la ms nueva y la ms antigua forma de hacer historia.

Tanto Herdoto, considerado el padre de la historia, como Tucdides, recurrieron a la transmisin oral como fuente en una poca en que las fuentes escritas eran escasamente accesibles. Tambin los cronistas medievales utilizaron testimonios orales. Sin embargo, cuando la historia se profesionaliza plenamente a lo largo del siglo XIX, su nuevo mtodo se aplic en exclusividad a la crtica y utilizacin de las fuentes escritas.

Esto trajo como consecuencia la desvalorizacin de la tradicin y de los testimonios orales. Para Leopold von Ranke el gran desafo de los historiadores era penetrar las esencias y mostrar la historia como realmente fue.

Para ello, el campo privilegiado de estudio deba ser la poltica, con un enfoque que acentuaba los hechos individuales en su sucesin cronolgica. Ya desde inicios del siglo XX otras escuelas historiogrficas se opusieron a la hegemona del modelo rankeano. El desafo ms conocido y sostenido fue el de la escuela francesa de los Annales3.

Esta revista fue fundada en por Marc Bloch y Lucien Febvre, quienes frente al culto de los datos y la ilusin positivista de que stos se presentaban en los documentos como realidad a ser aprehendida sin ms por el historiador, defendieron una historia problema cuyo punto de partida no era el dato sino el problema histrico.

A la vez, la definicin del problema no poda sino darse en un amplio dilogo con otras disciplinas sociales geografa, sociologa, psicologa, economa, lingstica, antropologa social, etc. La historia, en lugar de concentrarse exclusivamente en la poltica se deba orientar a la gran diversidad de las actividades humanas.

En particular, despus de la Segunda Guerra Mundial, la escuela de los Annales, con el renovado liderazgo de Fernand Braudel, impuls una historia econmica y social con fuerte sesgo cuantitativista5. Paralelamente, en Estados Unidos, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, reapareci con fuerza el uso de los testimonios orales en la reconstruccin histrica. Como 3 Cf. Peter Burke, La revolucin historiogrfica francesa.

La escuela de los Anans: , Barcelona, Gedisa, La revalorizacin de las fuentes orales fue consecuencia de cambios sociales e intelectuales. Entre stos, se destaca la recuperacin por parte de los historiadores norteamericanos de la metodologa de la historia de vida, utilizada hasta entonces por socilogos y antroplogos, para registrar los testimonios de protagonistas de la vida contempornea y organizar los primeros archivos orales.

Ms tarde, en los aos sesenta, nuevas tcnicas de investigacin y nuevos instrumentos como el grabador posibilitaron el uso de evidencias cualitativas. La popularizacin del uso de testimonios orales se debi al desarrollo de acontecimientos polticos que llevaron al poder en muchos pases a grupos nacionales y clases sociales sin una historia escrita, tales como los movimientos nacionalistas en frica y Asia, y en Europa a partisanos y luchadores de la resistencia. De esa manera fue posible comenzar a dar respuestas a interrogantes hasta entonces no contestados, precisamente por la ausencia de registros escritos 6.

Este proceso coincidi con una reorientacin de los mtodos y objetos de estudio de una nueva historia social anglosajona: nuevos sujetos y actores histricos, as como variados temas y problemas, alejados de las preocupaciones ms tradicionales, comenzaron a ocupar un lugar cada vez ms importante en el inters de tos historiadores.

Otras fuentes escritas se incorporaron como vlidas, y tambin otro tipo de materiales, como objetos, fotografas, y finalmente los testimonios orales. La tradicin positivista del siglo XIX, que estableca la supremaca absoluta de los documentos escritos, se vio as cuestionada.

Es en este contexto que en las ltimas dcadas se ha incrementado el uso de los documentos orales. Las nuevas tecnologas, como el grabador, y ms recientemente el video, han facilitado enormemente esta tarea. Gracias a stas se puede contar con la reproduccin exacta de la palabra y los gestos del actor, aunque, como veremos ms adelante, el tipo de fuente producida tiene caractersticas muy singulares. Paradjicamente, desde la dcada de , una gran expansin y diversidad de los estudios histricos ha coincidido con fuertes cuestionamientos a la disciplina, asociados al llamado giro lingstico y a las posiciones posmodernas en general 7.

Se cuestiona y 6 Sobre la evolucin histrica de la historia oral, cf, Philippe Joutard, Esas voces que nos llegan del pasado, 2 Ed. Buenos Aires, Fondo de Cultura Econmica, Roger Chartier, El mundo como representacin. Historia cultural entre prctica y representacin, Barcelona, Gedisa, I; Joyce Appleby, Lynn Hunt y Margaret Jacob, La verdad complejiza el papel del historiador as como el carcter de las fuentes, lo que trae como consecuencia una menor ingenuidad acerca de la operacin historiogrfica.

La reflexin sobre las mltiples mediaciones que siempre separan al historiador del pasado y de su posible inteligibilidad ha ayudado a trasladar el nfasis de su trabajo de la documentacin a la interpretacin, de la reconstruccin de la cadena de acontecimientos a la exploracin de sus significados. En sntesis, el sentido ha reemplazado a la causa como foco central de atencin8. La historia oral La historia oral es una tcnica pata la recuperacin de los testimonios de los sujetos que protagonizaron un hecho histrico, a travs de la entrevista.

Se trata sin duda de una tcnica especfica de investigacin contempornea al servicio de varias disciplinas 9. Utilizada en el terreno de la historia, las fuentes que se producen a travs de las entrevistas resultan fundamentales para la comprensin de los fenmenos contemporneos.

A diferencia del historiador en general, que busca fuentes escritas relativas a procesos ya terminados cuyos actores han muerto, los historiadores que utilizamos fuentes orales trabajamos con el testimonio de los actores de los procesos que estudiamos y por ello nos concentramos en los procesos contemporneos. Aparece as una importante limitacin cronolgica para la aplicacin de la historia oral. Con este nivel de definicin se estableci una especialidad que ha ido ganando respetabilidad en el mundo de las ciencias sociales.

Sin embargo, a pesar de esto, de la existencia de un campo, existe una gran diversidad de estilos de hacer historia oral, y en esta diversidad radica en gran parte la riqueza y la fuerza de este movimiento. Distintas tendencias de la historia oral En muchos casos, frente a la opacidad de la mayora de los testimonios escritos, la riqueza de algunos testimonios orales hace que los entrevistadores se entreguen totalmente al registro y transmisin del testimonio.

Esta prctica de la historia oral se inici en Inglaterra a fines de la dcada de , en los History Workshops. Appleby, L. Hunt y M. Jacob, ob. Moss, La historia oral: qu es y de dnde proviene? El objetivo que se plantearon desde el inicio fue darles la voz a los tradicionalmente marginados de la historia, reconociendo una gran simpata por los de abajo, la gente comn, distantes del investigador.

La inclusin en la historia de estos actores sociales dio lugar a lo que se denomin la perspectiva desde abajo o la historia desde abajo. Una de sus caractersticas es que consideran que es un sacrilegio intervenir y tambin interpretar esas fuentes. Es decir que, con el registro y posterior transmisin del testimonio, se agota la tarea del historiador. Esta prctica ha tenido una gran influencia en Amrica Latina y en la Argentina en particular.

COURS MULTIVIBRATEUR PDF

Historia Oral, Schawarztein

.

GAAS MSDS PDF

Dora SCHWARZSTEIN: “Historia oral en el aula” 3

.

DNS AND BIND BY PAUL ALBITZ AND CRICKET LIU PDF

Historia oral

.

KRAFTMAID SPECS PDF

traduire de

.

Related Articles