DEBATE SOBRE LA EXISTENCIA DE DIOS RUSSELL Y COPLESTON PDF

Por Javier Monserrat. Este es, en efecto, el punto de vista de Copleston. Nuestro punto de vista es matizado. Por otra parte, las formulaciones de Russell, aunque le mantienen a flote, no alcanzan una especial brillantez. Presumo que entendemos un ser personal supremo, distinto del mundo y creador del mundo.

Author:Mektilar Gajora
Country:Romania
Language:English (Spanish)
Genre:Software
Published (Last):25 July 2007
Pages:327
PDF File Size:1.21 Mb
ePub File Size:4.12 Mb
ISBN:443-3-40373-934-7
Downloads:89861
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Tekus



No hay notas en la diapositiva. Copleston, SJ. Presumo que entendemos un ser personal supremo, distintodel mundo y creador del mundo. Tome, porejemplo, la obra de G. Por ejemplo, yo dependode mis padres, y ahora del aire, del alimento, etc. Si lo es, enhorabuena. Si no lo es, tenemos que seguiradelante. Yo no estoy de acuerdo con eso. Por un lado, no se corresponde con losrequisitos de la experiencia de la libertad. Que yosepa, hay sistemas un poco diferentes.

Usted sabe, tan biencorno yo, que no puede ser explicada la existencia de ninguno de nosotros sinreferencia a algo o alguien fuera de nosotros, nuestros padres, por ejemplo. No es un dogma general; es una cosa particular.

Pero, por el momento, dejo esos puntos. Y quela existencia, en realidad, no es, definitivamente, un predicado. Para usted carece de significado. Creo que tenemos que discutir partiendo de la experiencia delmundo hasta llegar Dios. Supongamos que yo medispongo a encender una cerilla.

Eso suena bien, pero no es verdad. Perodejando eso aparte, usted pregunta si creo que el universo es ininteligible. En cualquier caso, si el totalcarece de causa, entonces, a mi manera de ver, tiene que ser su propia causa,lo que me parece imposible. Sila tiene, debe haber, evidentemente, una causa fuera de la serie.

Pero no puede ser necesaria ya que cada miembro es contingente, yhemos convenido en que el total no tiene realidad aparte de sus miembros, ypor lo tanto no puede ser necesario. Por lo tanto, no puede carecer de causa, ytiene que tener una causa. Un hombre puede buscar oro sin suponer que haya oro en todas partes;si encuentra oro, enhorabuena; si no lo encuentra mala suerte. Lo mismo 9. Existe la posibilidad de averiguar una verdad mediante elexperimento.

El experimento puede ser malo, puede no tener resultado, o no elresultado deseado, pero, de todas maneras existe la posibilidad de hallar laverdad que supone mediante el experimento.

Y esto me parece que presuponeun universo ordenado e inteligible. No supone que todo tieneuna causa. Es una primera causa relativa. Voy a decir unas palabras sobre la experiencia religiosa,y luego pasaremos a la experiencia moral. Por experiencia religiosa no entiendosimplemente sentirse a gusto. Entiendo una apasionada, aunque oscura,conciencia de un objeto que irresistiblemente parece al sujeto de la experienciaalgo que le trasciende, algo que trasciende todos los objetos normales deexperiencia, algo que no puede ser imaginado, ni conceptualizado, pero cuyarealidad es indudable, al menos durante la experiencia.

Me refiero sencillamente a laexperiencia, y admito plenamente que es inefable, del objeto trascendente o delo que parece ser un objeto trascendente. Si nos enamoramos, nosenamoramos de alguien, no de nadie. Los novelistas japoneses nunca creen que han conseguido su objetivo hasta Lo quesostengo es que no sabemos que lo haya.

Tomemos el caso de Plotino, que no eracristiano. No supongo lo queusted llama un efecto sobre la persona. Supongo que el joven, al leer sobre esapersona y creerla real, la ama, cosa que ocurre con mucha facilidad, pero, sinembargo, ama a un fantasma.

Pero, en otro, ama lo que percibe como un valor. Porque, si lo es, hay que discutirlo. Yo amo lascosas que son buenas, que yo creo que son buenas, y odio las cosas que creomalas. No digo que las cosas buenas lo son porque participan de la divinabondad.

LOVESIO TERAPIA INTENSIVA PDF

La discusión Russell-Copleston sobre la existencia de Dios está superada

Por Javier Monserrat. La existencia de Dios: un debate entre Bertrand Russell y el padre F. Copleston, SJ. Presumo que entendemos un ser personal supremo, distinto del mundo y creador del mundo. Tome, por ejemplo, la obra de G. Por ejemplo, yo dependo de mis padres, y ahora del aire, del alimento, etc. Si lo es, enhorabuena.

PSYCHO PICTOGRAPHY PDF

DEBATE SOBRE LA EXISTENCIA DE DIOS

.

CANCION DE CUNA LEO BROUWER PARTITURA PDF

Recuperada la discusión Russell-Copleston sobre la existencia de Dios

.

CONTRATO CONYUGAL DE JORGE BUCAY PDF

.

Related Articles