CUENTO TALPA DE JUAN RULFO COMPLETO PDF

Porque la cosa es que a Tanilo Santos entre Natalia y yo lo matamos. Lo llevamos a Talpa para que se muriera. Eso hicimos. Y de eso nos agarramos Natalia y yo para llevarlo. Me acuerdo de esas noches.

Author:Morg Virg
Country:Latvia
Language:English (Spanish)
Genre:Environment
Published (Last):16 June 2005
Pages:304
PDF File Size:4.48 Mb
ePub File Size:19.75 Mb
ISBN:483-3-12221-588-2
Downloads:80403
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Moogujas



Estoy sentado junto a la alcantarilla aguardando a que salgan las ranas. Y ahora ella bien quisiera dormir. Los sapos son negros. Las ranas son buenas para hacer de comer con ellas. Felipa es la que dice que es malo comer sapos.

Felipa tiene los ojos verdes como los ojos de los gatos. Ella es la que me da de comer en la cocina cada vez que me toca comer.

Ella no quiere que yo perjudique a las ranas. Pero es mi madrina la que saca el dinero de su bolsa para que Felipa compre todo lo de la comedera. No hace otra cosa desde que yo la conozco. Luego es mi madrina la que nos reparte la comida.

Mi madrina no me deja salir solo a la calle. Yo no me acuerdo. Pero, a todo esto, es mi madrina la que dice lo que yo hago y ella nunca anda con mentiras. Cuando me llama a comer, es para darme mi parte de comida, y no como otra gente que me invitaba a comer con ellos y luego que me les acercaba me apedreaban hasta hacerme correr sin comida ni nada.

No, mi madrina me trata bien. Por eso estoy contento en su casa. Felipa es muy buena conmigo. Por eso la quiero… La leche de Felipa es dulce como las flores del obelisco. Luego se las ajuareaba para que yo pudiera chupar de aquella leche dulce y caliente que se dejaba venir en chorros por la lengua… Muchas veces he comido flores de obelisco para entretener el hambre.

Pero viene Felipa y me espanta mis miedos. Me hace cosquillas con sus manos como ella sabe hacerlo y me ataja el miedo ese que tengo de morirme. Eso dice Felipa. Uno da de topes contra los pilares del corredor horas enteras y la cabeza no se hace nada, aguanta sin quebrarse. El camino de las cosas malas es oscuro.

En la calle suceden cosas. Llueven piedras grandes y filosas por todas partes. Y aguantar otra vez que le amarren a uno las manos, porque si no ellas corren a arrancar la costra del remiendo y vuelve a salir el chorro de sangre. Ahora me estoy quietecito. Me acuesto sobre mis costales, y en cuanto siento alguna cucaracha caminar con sus patas rasposas por mi pescuezo le doy un manotazo y la aplasto.

Pero no prendo el ocote. No vaya a suceder que me encuentren desprevenido los pecados por andar con el ocote prendido buscando todas las cucarachas que se meten por debajo de mi cobija… Las cucarachas truenan como saltapericos cuando uno las destripa.

A los grillos nunca los mato. En mi cuarto hay muchos. Cada rato se dejan caer del techo y uno tiene que esperar sin resollar a que ellos hagan su recorrido por encima de uno hasta llegar al suelo.

Eso duele. Ella sabe lo entrado en ganas de comer que estoy siempre. Ella sabe que no se me acaba el hambre. Y no ha salido ninguna en todo este rato que llevo platicando.

LEY 28726 PDF

resumen de Talpa juan rulfo.

However, esto is probably the most indefinite subject which the author could have chosen. It could be the narrator and the husband, or those two plus other unknowns. You see this is where their dead are. This article needs additional citations for verification.

ADDUCTION GRAVITAIRE PDF

Talpa - juan rulfo

Porque la cosa es que a Tanilo Santos entre Natalia y yo lo matamos. Lo llevamos a Talpa para que se muriera. Eso hicimos. Y de eso nos agarramos Natalia y yo para llevarlo. Me acuerdo de esas noches. Y la soledad aquella nos empujaba uno al otro. Y la carne de Natalia, la esposa de mi hermano Tanilo, se calentaba en seguida con el calor de la tierra.

FUJITSU P19-2 PDF

Talpa Juan Rulfo

Yo no lo supe. The sudden and unexpected nature of this revelation disconcerts the reader, who has been trying to follow as carefully as possible the wandering thread of the story up to that point. We have what- could typically be third-person narration, without even a hint that such is not the case. All references to this story in the present dissertation.

Related Articles